domingo, 12 de abril de 2015

Libro: Narradoras coreanas contemporáneas

Título Original: Narradoras coreanas contemporáneas.
Autor: Varias autoras
País: Corea del Sur
Año: 2011
Número de páginas: 288
Editorial: Verbum
Argumento: Nacidas entre 1947 y 1981, las diez narradoras seleccionadas en esta antología representan la recuperación de la voz de las mujeres en la literatura coreana. Ocultas durante siglos por una tradición que reducía su expresión al ámbito familiar, rescatan el movimiento de resistencia de las escritoras coreanas iniciado en la primera mitad del pasado siglo por las escritoras Kim Nam-jo (1927) y Park Wan-suh (1931-2011). Si bien es cierto que con la institucionalización del alfabeto coreano, el hangul, en el siglo XV, a la mujer le resultó más accesible la expresión literaria, vencida la dificultad del uso selecto de los caracteres chinos, el resultado de su escritura no alcanzó la visibilidad que su creatividad exigía. El riguroso orden de la sociedad confuciana así lo imponía. Una excepción fueron las poetas kisaeng (una suerte de geishas), toleradas para dar a conocer sus poemas de amor. A pesar de estas circunstancias tan opresivas algunas intentaron expresar sus sentimientos de frustración y de resentimiento por la vida matrimonial. Huo Nansulhyon (s. XVI) fue un ejemplo de las primeras escritoras coreanas. Entre sus quejas, la primera fue: haber nacido mujer. Los enormes cambios experimentados por la sociedad coreana después de la II Guerra Mundial, sobre todo en Corea del Sur, condujo a la mujer a una participación mayor, gracias a su presencia activa en la industrialización de las zonas urbanas y a su acceso a los estudios superiores. Los relatos aquí reunidos exploran, desde distintos ángulos, algunas de las preocupaciones mayores de la conciencia femenina. Desde el papel de la mujer en el ámbito de la familia; las difíciles relaciones con sus mayores, sobre todo la figura paterna, todavía imbuidos de la tradición conservadora; las contradictorias situaciones laborales y sociales; la experiencia de la mujer sujeta a las relaciones de dominación en el matrimonio; la nueva posición de la mujer en un país que ha evolucionado desde regímenes autoritarios a una sociedad democrática, hasta la recuperación de su sexualidad. Con la eficacia de una escritura que va desde el relato lineal a ciertas experimentaciones formales, desde una crudeza descarnada hasta el humor y la ironía, el testimonio de estas diez narradoras ofrece al lector un rico panorama de la presencia de la mujer en la moderna sociedad coreana contemporánea. (Verbum)

Voy a hacer un copy-paste de mi anterior entrada sobre un libro de relatos coreanos, pues quiero decir esxactamente lo mismo con este libro:
La descripción del libro parecen mis apuntes de clase, y a partir de aquí podría hacer una entrada bastante amplia exponiendo mi opinión sobre diversos temas que abarca, porque el libro da para hablar mucho. Pero me centraré e intentaré dar mi opinión del libro como tal, sin irme por las ramas y enfocándome en mi experiencia de lectura. Al tratarse de relatos cortos (algunos), no puedo hablar mucho para no hacer spoilers.
Como he hecho anteriormente, haré una pequeña descripción de cada relato, una mini-opinión y la nota que considero que merece según mi criterio y mis gustos. Recalco esto último porque algunos considerarán blasfemia que califique con baja nota obras clásicas, pero yo distingo lo que ha tenido repercusión (ya sea porque la obra sea buena o no) de lo que me guste o no.

1º - El juego Nocturno: La protagonista vive con su padre y está al cargo de él en todo momento. Ambos pasarán una velada jugando a las cartas y charlando. Está interesante, pero la forma de narrar el relato no me engancha. Nota: 5/10

2.- El poeta Wonmi-dong:  Una niña nos describe los hechos que sucede en su barrio desde su punto de vista ajeno al de los adultos. Me ha gustado la narración porque es como la típica "maruja del pueblo" que se desvía de las conversaciones. Nota: 7/10

3- Las cartas de mi mujer. El protagonista describe a su mujer y sus ocurrencias. Para pensar, aunque no ha llamado especialmente mi atención. Nota: 4/10

4-  La sombra:  La protagonista dejó su puesto de enfermera y trabaja como consultora del hospital para evitar el contacto físico con los pacientes, pues no se ve capacitada para afrontarlos . Empezó interesante pero me terminé aburriendo y tuve que releer algunas partes que no entendía Nota: 5/10

5- La autobiografía de la mujer. La protagonista es una escritora encargada para escribir la autobiografía de otra persona. Mientras lo hace también reflexiona sobre su vida. Interesante y entretenido, pero no comprendo muy bien la mentalidad de la protagonista. Nota: 6.5/10

6- Cuándo vendrá. La hermana y el marido de Suh Mi-ran afrontan juntos el suicidio de ésta.  Un relato intenso, tanto en la historia en si como en el número de páginas. Nota: 6.5/10

7- El sabor del mate. Una universitaria coreana vuelve a Seúl después de haber emigrado Argentina. Ahora en su nueva vida en Seul su objetivo es ser profesora. La narración es entretenida, pero a mitad del relato perdí el interés. Nota: 4/10

8- Los grandes almacenes Sampoong. La protagonista rehace una amistad con una compañera del instituto que trabaja en dichos almacenes. Al principio del relato no me estaba gustando pero poco a poco me me fue resultando más interesante y terminó siendo uno de mis relatos favoritos. Con un final increíble. Nota: 8/10


9- He Comprado globos. La protagonista ha regresado a Corea después de separarse de su marido en Alemania. Me ha gustado porque comprendía muy bien a la mujer, su incertidumbre por el futuro y su manera de afrontar las cosas, incluyendo sus meteduras de pata, aunque hay algunos actos suyos que no comprendí, quizás en eso entraría ya la cultura. Nota: 7/10. 

Este relato lo leí aparte, en un ejemplar bilingüe coreano-español obsequiado por mi universidad.


10 - Corre papi: Una niña cuyo padre apenas conoces porque abandonó a ella y a su madre y se fue vivir a Estados Unidos. Un relato muy tierno narrado desde la perspectiva inocente de la niña, con un poco de humor negro. Nota: 8/10

Un libro aceptable, donde se aprende muchas cosas sobre la cultura coreana y el papel que la mujer desempeña en ésta. Me ha servido para comprender mejor cómo piensan y cómo se sienten en una sociedad donde "reina" el hombre. En el epílogo podemos leer una buen ensayo exponiendo una relación e interpretación de estas obras, además de explicar el contexto histórico social en el que vivieron estas narradoras. Pero a pesar de ser relatos "cortos", me resultó una tarea costosa terminar el libro por la densidad de su contenido y reflexiones testamentales.
Lo mejor: Se pueden adquirir diversos conocimientos.
Lo peor: Lectura densa, errores de escritura.
Nota final: 5.1